Masaje Tailandés de Yoga

Hace 2.500 años apareció en los templos de Tailandia una terapia corporal dinámica basada en el yoga y las prácticas de Ayurveda. Este arte terapéutico caló directamente en las tradiciones curativas indias de la medicina ayurvédica. El padre fundador del Thai Yoga Massage, Jivaka Kumarbhaccha, fue un renombrado médico y yogui que trató a Buda, entre otros. Después de la muerte del Buda, los primeros monjes budistas viajaron al sudeste de Asia y fueron acompañados por médicos ayurvédicos. Estos doctores practicaron un arte curativo que más tarde se convertiría en masaje tailandés tradicional.

En este sistema de curación, también llamado Nuad Boran, el masajista guía al cliente a través de una serie de posturas de yoga, mientras presiona con sus palmas y pulgares los canales de energía y los puntos de presión del cuerpo. En conjunto, estas acciones resultan en un tratamiento completo del cuerpo que alivia la tensión muscular, mejora la circulación, estimula el sistema inmunológico y equilibra el cuerpo energéticamente.

El masaje thai se realiza en un mat en el piso; tanto el cliente como el practicante están vestidos con ropa cómoda, lo que facilita el movimiento y la flexibilidad.